Estancia hedonista en un pueblo con un toque francés en Santo Domingo

Publicado el 

Estancia hedonista en un pueblo con un toque francés en Santo Domingo

En la península de Samana abundan inmensos cocoteros, que bordean sus playas salvajes. En el pueblo de Las Terrenas, se hospedará en un hotel con encanto regentado por un chef francés de enorme talento.

Estancia hedonista en un pueblo con un toque francés en Santo Domingo

Un trocito de Francia al borde del mar

La carretera que lleva a la región de Samana desde Santo Domingo revela paisajes impresionantes, en un litoral de ensueño. Llegará rápidamente a Las Terrenas, un antiguo pueblo de pescadores que ha permanecido intacto durante largo tiempo, en la actualidad convertido en un animado destino de playa. Deje a un lado sus preocupaciones en este pequeño paraíso, donde se respira un ambiente de vacaciones permanentes.

El pequeño pueblo galo de Las Terrenas se halla protegido por los cocoteros. El enclave acoge una importante comunidad francófona de expatriados procedentes de Francia, así como de Bélgica, Canadá y Suiza. Durante su estancia, seguro que se cruzará con alguno de ellos, de camino a la panadería, en la mesa de un restaurante o durante las excursiones con un guía. Uno de los primeros en instalarse en la región lleva las riendas de un hotel de playa con un encanto discreto, el Atlantis, en el que podrá pasar la noche.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Estancia hedonista en un pueblo con un toque francés en Santo Domingo

Cocina de nivel en el hotel Atlantis

Gérard Prystasz, que fue jefe de cocina para el expresidente francés François Mitterrand, dejó atrás el país galo hace una veintena de años para instalarse en la que acertadamente se conoce como Playa Bonita. Este hombre jovial le dará la bienvenida en la decoración tropical de su hotel-restaurante Atlantis, un establecimiento intimista, ideal para reponer fuerzas. Sus casitas blancas encaladas parecen sacadas de un cuento de hadas. Las 18 habitaciones, invadidas por plantas trepadoras, desvelan un universo refinado. Podrá tocar el mar desde sus aposentos. En el Atlantis, puede disfrutar del desayuno donde prefiera: en el jardín, a la sombra del quiosco de la playa...

Después de una siesta divina en una hamaca, mecido por la brisa cálida del mar, quedará hipnotizado por el mar turquesa. El tiempo dejará de importarle. El sol cae lentamente en el horizonte al ritmo que la terraza se ilumina con las luces de las farolas.

En el salón del restaurante, con una decoración inmaculada, se prepara una cena sabrosa. Gérard Prystasz ha formado a su equipo dominicano y apuesta por la frescura de los productos. Deleita a sus comensales con recetas francesas con toques exóticos y pescados preparados a la perfección. Salivará con solo echar un vistazo a la carta. Entre las especialidades del chef, destacan la dorada con gambas, aromas cítricos y fruta de la pasión en papillote, el hojaldre de langosta, cangrejo y gambas y, para los carnívoros, el filete de ternera a la plancha con salsa roquefort.

Hotel Atlantis
Playa Bonita
José Francisco Peña Gómez
Las Terrenas 32000
República Dominicana
+1 809 240 6111
hotel-atlantis-lasterrenas.com/

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Estancia hedonista en un pueblo con un toque francés en Santo Domingo

Una multitud de playas paradisiacas

Al despertar, el cielo se tiñe de tonos rosas y malvas. Por la mañana, recorrerá descalzo la orilla de la playa. Los cocoteros extienden sus palmas sobre la arena clara, que bordea el agua diáfana. Le invadirá un potente sentimiento de libertad, que le empujará hasta Playa Cosón y su largo arenal apenas frecuentado. Solo en medio de este panorama virgen, volverá a conectar con la naturaleza. También disfrutará al sumergirse en el agua, a 28 °C, y saltando las olas como si fuera un niño. El aire se impregna con exquisitos aromas. Un festín de langosta a la parrilla y tostones, plátano macho frito, acompañado de una cerveza helada de producción local, le espera en el restaurante Luis. Playa Madama, Playa Frontón, Playa Playita… Las playas de los alrededores, bordeadas de cocoteros, vírgenes o frecuentadas por los autóctonos, a veces accesibles en barca, parecen sacadas de una postal.

Restaurant Luis
Playa Cosón
Las Terrenas 32000
República Dominicana
+1 829 601 8772

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Estancia hedonista en un pueblo con un toque francés en Santo Domingo

En el corazón del pueblo de Las Terrenas

Recuperado gracias a esta jornada al sol, decide pasar la noche en Las Terrenas. En la calle principal, una música pegadiza se escapa de los establecimientos multicolores, repletos de frutas tropicales. Un vendedor parlanchín le da a probar unas papayas bien maduras y unos mangos jugosos.

Para cenar, le gustaría probar la gastronomía típica. Varias personas le recomiendan el mismo local, a unas pocas calles. El personal le acoge con una sonrisa en la Cocinita Dominicana. Duda entre el cerdo a la brasa y el mero con leche de coco. Mientras espera su plato, bebe una piña colada y se hace amigo de sus vecinos.

Encantado de haber experimentado la hospitalidad dominicana, llega al Pueblo de los Pescadores, repleto de restaurantes y bares musicales. En la Bodega, la fiesta se palpa en el ambiente. En el interior de este bar, famosos por sus animadas noches, turistas y autóctonos bailan al ritmo de la bachata, la salsa y el merengue. Olvide sus complejos y disfrute de este ambiente distendido.

Cocinita Dominicana
Avenida Juan Pablo Duarte
Las Terrenas 32000
República Dominicana
+1 829 433 8645

La Bodega
Calle Duarte
Las Terrenas 32000
República Dominicana

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Estancia hedonista en un pueblo con un toque francés en Santo Domingo

Un parque nacional marino y su espectacular cascada

Al día siguiente, conocerá a Nicolas, el francés que dirige la agencia de excursiones Flora Tours. Con él, se lanzará al descubrimiento del Parque Nacional Los Haitises. Este enclave natural conocido como la «bahía de Ha-Long del Caribe», Patrimonio Mundial de la UNESCO, promete una buena aventura. Después de 40 minutos en barco en la bahía de Samana, divisa el cayo de los Pájaros. Las fragatas sobrevuelan este islote, donde anidan cientos de aves pescadoras. Tras disfrutar de este fascinante espectáculo, visitará tres cuevas que esconden en su interior grabados y dibujos realizados por los taínos, los aborígenes que originalmente habitaban en la región. Su simpático guía le reserva una bella sorpresa: un aperitivo en la orilla de la playa, así como una comida a base de pescado. Entusiasmado con la jornada, retomará al día siguiente la excursión en plena naturaleza con Nicolas.

A 14 kilómetros de Las Terrenas se encuentra la cascada de el Limón. Desde el pueblecillo epónimo, disfrutará de un paseo deportivo montado en un dócil caballo, que le transportará por un terreno escarpado y fangoso. El estruendo de la cascada rompe el silencio de la selva. A través del follaje vegetal, se erige esta impresionante cascada, con una caída de 50 metros. Correrá a refrescarse en sus piscinas naturales. Unos niños intrépidos nadan hasta la cortina de agua, que cae en tromba, escalan las rocas y se lanzan desde una altura vertiginosa.

Si tiene la posibilidad de pasar la noche en la región entre enero y finales de marzo, otro espectáculo le pondrá la piel de gallina: la observación de ballenas. Cada año, impresionantes ballenas jorobadas migran desde el norte del océano Atlántico para parir en las cálidas aguas de la península de Samana. A pocos metros de su embarcación, oirá el potente resoplido de los cetáceos, que se elevan a la superficie. Le enternecerán los ballenatos que juguetean con sus madres, y admirará la potencia de los machos, que saltan sobre el agua para seducir a las hembras. Este momento mágico le dejará un conmovedor recuerdo de una región dominicana aún bien conservada.

Flora Tours
278 Calle Principal Duarte
Las Terrenas
Samana
República Dominicana
+1.809.240 5482
www.flora-tours.net/excursion-fr/floratours.php